Taylor Swift ganó con "1989" el premio al mejor álbum del año en la 58 edición de los premios Grammy, los principales galardones de la industria musical.

Obtuvo la victoria en la categoría reina de los Grammy frente a Kendrick Lamar ("To Pimp a Butterfly"), The Weeknd ("Beauty Behind the Madness"), Alabama Shakes ("Sound & Color") y Chris Stapleton ("Traveller").

Lamar fue el artista que más premios acumuló en la gala celebrada hoy en Los Ángeles al obtener cinco galardones, entre los que se incluyeron mejor disco de rap ("To Pimp a Butterfly"), mejor canción de rap y mejor actuación de rap ("Alright"), mejor colaboración de rap ("These Walls") y mejor video musical por su colaboración con Taylor Swift en "Bad Blood".

Al galardón por "Bad Blood" y el de mejor álbum del año, Swift unió un tercer Grammy correspondiente al mejor disco de pop vocal ("1989").

Otros triunfadores de la noche, con tres premios, fueron la formación de soul-rock Alabama Shakes, que ganaron en las categorías de mejor álbum de música alternativa ("Sound & Color"), mejor canción roquera y mejor actuación de rock ("Don't Wanna Fight").

El músico inglés Ed Sheeran obtuvo dos gramófonos, entre los cuales figuró el premio a la mejor canción por "Thinking Out Loud".

También dos Grammy se llevaron Mark Ronson y Bruno Mars, incluyendo el de mejor grabación por su pegadizo éxito "Uptown Funk".

Otros artistas que se llevaron a casa dos reconocimientos fueron Little Big Town, The Weeknd, D'Angelo, Jason Isbell y Chris Stapleton.

Además el galardón a mejor nuevo artista fue para Meghan Trainor, quien agradeció el premio entre lágrimas.