Los efectivos buscaron impedir que la agrupación armara su puesto, de cara a la tradicional marcha de los jueves, pero finalmente las dejaron pasar. Un efectivo se acercó a pedirles disculas, pero Hebe de Bonafini se las negó.
La Policía Federal intentó impedir el ingreso de la camioneta oficial de Madres de Plaza de Mayo y no las dejó armar su puesto dentro de la Plaza, cuando la agrupación se disponía a realizar su tradicional ronda de los jueves.

"La Policía impide que las Madres armen su puesto en Plaza de Mayo, como lo hacen todos los jueves. ¿impedirán que realicen la marcha?"
, denunció la agrupación en su cuenta oficial de Twitter. Más tarde, explicó que el abogado de las Madres fue hasta la Plaza y finalmente pudieron ingresar.
Luego del hecho, el Policía encargado de la seguridad en Plaza de Mayo se acercó a pedirles disculpas a las Madres. "No acepto las disculpas y no quiero la mano de ningún policía", afirmó Hebe de Bonafini.
Embed
Embed
Embed
Embed
Embed
Embed