El juez del caso entendió que el muchacho de 20 años tiene "buen carácter" y le ordenó pagar 100 libras (unos 140 dólares) a su pareja en concepto de reparación.
Un hombre de 20 años se salvó de ir a la cárcel esta semana después de declararse culpable de atacar a su novia y de causarle daños físicos durante la celebración de San Valentín de 2015, cuando la zamarreó y tiró sobre una cama en una habitación del Ritz de Mayfair, en Londres, Reino Unido.

Rhys Weatherburn y su novia, Shannon Fidge, habían tenido una discusión durante la cena el 14 de febrero pasado, por lo que al llegar al hotel la joven se negó a tener sexo, informó el sitio Daily Mail. Pero el hombre tomó a su novia de los brazos y la obligó a acostarse.

"Callate. Estamos en un hotel y vamos a tener sexo", le ordenó Weatherburn a Fidge según consta en el informe del tribunal de Westminster, en Londres, donde se resolvió el caso. La mujer comenzó a gritar y los otros huéspedes llamaron a la Policía.

Weatherburn fue retirado del hotel por la Policía y rompió una ventana en el proceso, debido a su estado de ebriedad. Los daños materiales ya fueron pagados.

El tribunal que intervino en la causa tuvo en cuenta que el joven no tenía antecedentes penales y se declaró culpable de atacar físicamente a su todavía novia y le ordenó pagarle 100 libras (unos 140 dólares) en concepto de reparación, además de una multa de 200 libras (280 dólares).

"Sos una persona de buen carácter y consultamos nuestros lineamientos. Pero esta es una ofensa muy seria y podríamos haberte mandado a la cárcel. Vamos a sentenciarte a cumplir 40 días de rehabilitación por tu mal uso del alcohol ya que parece que de ahí vienen todos tus problemas", explicó el juez Spiros Elia.

pareja 2.jpg