Carlos Tevez podría tener descanso esta semana para que se recupere físicamente por lo cual el cuerpo técnico definirá si lo deja en Buenos Aires para el partido ante Bolívar, el jueves próximo en La Paz, por la Copa Libertadores.
El bajo rendimiento del delantero, que parece no tener suficiente respaldo físico en los últimos partidos, plantea la posibilidad de que permanezca en Buenos Aires para trabajar en busca de la recuperación.

Después del pálido empate que se rescató en el clásico ante River Plate, el director técnico Guillermo Barros Schelotto irá por la primera victoria de su ciclo y habrá algunas variantes para mejorar el rendimiento pero tampoco es demasiado el material disponible.

La mejor noticia que pudo tener el nuevo entrenador es que el clásico no deparó ningún lesionado, en tanto que Gino Peruzzi ya está recuperado de su pubalgia y Cristian Erbes lleva una semana de trabajo normal.

El lateral jugó por última vez el 10 de febrero frente a San Lorenzo de Almagro, por la Supercopa Argentina, en tanto que el volante central no ha tenido competencia en lo que va del año, por su tendinitis rotuliana de rodilla izquierda.

En el regreso del plantel a los entrenamientos, este lunes por la mañana en el complejo Pedro Pompilio, la mayoría de los que fueron titulares cumplió, como es habitual, con ejercicios regenerativos.

Sin embargo, Rodrigo Bentancur, que jugó 59 minutos, permaneció en el campo y se entrenó a la par de los que no jugaron o lo hicieron por pocos minutos. La lectura es que para el cuerpo técnico el uruguayo no jugó pese a estar en cancha.

Daniel Osvaldo, en tanto, que a lo largo de la semana anterior no había desarrollado actividad en césped, trabajó a un costado de la cancha principal, sin pelota y calzando zapatillas, a las órdenes del kinesiólogo Leonardo Betchakian.

En relación con el delantero, en recuperación de la fractura de la falange proximal del quinto dedo del pie derecho sufrida el 14 de febrero, frente a Atlético Tucumán, no se descarta que reaparezca ante Unión, el 14 de marzo pero es más probable que lo haga frente a Lanús, el domingo 20.

Otro que después de mucho tiempo tuvo tareas sobre césped es Cristian Pavón, que sufriera un esguince del ligamento lateral externo de la rodilla derecha con compromiso de la sindesmosis tibio-peronea proximal el 8 de febrero y que hoy realizó corridas a un costado de la cancha principal.

Boca volverá a entrenarse el martes por la mañana, hará lo propio el miércoles y ese día, a las 17, en vuelo chárter, partirá hacia Santa Cruz de la Sierra, donde pasará la noche para llegar a La Paz el jueves, unas tres horas antes del partido.