La ex Presidenta afirmó a través de Facebook que "Lula no se considera ni está por encima de la ley. Pero tampoco puede ser objeto de ataques injustificados en contra de su integridad personal", en referencia a la causa que lo investiga por lavado de dinero, ocultación de patrimonio y corrupción en el caso Petrobras.
La ex presidenta Cristina Kirchner expresó este sábado su apoyo al ex mandatario brasilero Lula da Silva al asegurar que "hay un intento de algunos sectores para destruir su imagen", por la causa que lo investiga por lavado de dinero, ocultación de patrimonio y corrupción en el caso Petrobras.
"Preocupa a la opinión democrática el intento de algunos sectores para destruir la imagen de este gran brasileño. Lula no se considera ni está por encima de la ley. Pero tampoco puede ser objeto de ataques injustificados en contra de su integridad personal. Estamos con él y ciertos de que la verdad prevalecerá", expresó la ex Presidenta en su cuenta de Facebook.
Además, dijo que Da Silva "se destacó como líder sindical, activista social, creador y líder del Partido de los Trabajadores".
Embed

DECLARACIÓNDurante varias décadas, Luiz Inácio Lula da Silva se destacó como líder sindical, activista social, creador...

Posted by Cristina Fernandez de Kirchner on sábado, 12 de marzo de 2016
"Presidente electo de la República en 2002, Lula puso en marcha un ambicioso programa de cambio social en el Brasil, que sacó de la pobreza y la miseria a millones de hombres y mujeres. Su política económica ha permitido la creación de millones de puestos de trabajo y un aumento extraordinario en los ingresos de los trabajadores", agregó.
En tanto, destacó que el gobierno de Da Silva "profundizó la democracia, estimulando la diversidad cultural y política del país, la transparencia de la vida estatal y pública" y, consideró, que "el Ejecutivo, la fiscalía y el poder judicial pudieron llevar a cabo las investigaciones de los actos de corrupción que puedan ocurrir en la administración directa o indirecta del Estado".
A principio de mes, el ex mandatario fue interrogado por supuesta corrupción en Petrobras, en tanto, el último miércoles la Fiscalía de São Paulo lo denunció por lavado de dinero y ocultación de patrimonio Según la acusación, Da Silva y su esposa, Marisa Letícia Lula da Silva, ocultaron la propiedad de un departamento de lujo.