Así lo confirmó, según el diario O Globo, el ex presidente brasileño. Desde la oposición denuncian que la maniobra es para que el político no vaya a la cárcel.
En la previa a la confirmación de Lula, el diputado Silvio Torres, secretario general del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), había denunciado ante los primeros rumores que si el nombramiento se confirma, "el primer objetivo es librar a Lula del riesgo de ir a prisión, pues como ministro tendría foro privilegiado".

Desde hace varios días que la prensa brasileña venía especulando con la posibilidad de que Lula asuma un ministerio, mientras que ante las preguntas sobre el asunto a la presidenta Dilma Rosseff, esta respondió que las decisiones del Gobierno "no se discuten" con la prensa.

Embed
A pesar de que la reunión entre Lula y Dilma se llevará a cabo en el transcurso de este martes, en el día de ayer el ex mandatario ya le habría transmitido, según el medio brasileño, a varios integrantes del PT la novedad de que se hará cargo de un ministerio.

El presidente del gobernante Partido de los Trabajadores (PT), Rui Falcao, le dio alas a los rumores este lunes, cuando defendió que el exmandatario ocupe un puesto en el gabinete.

Embed
"Es una decisión difícil que tiene que ser pensada", admitió el presidente del gobernante Partido de los Trabajadores (PT), Rui Falcao, quien sin embargo manifestó su apoyo a la idea, que tanto en el PT como en el Gobierno es vista con buenos ojos por la "capacidad de articulación" que tiene el ex presidente, que sería útil frente a la aguda crisis política que enfrenta Rousseff.

Lula está en serios problemas con la justicia y fue acusado formalmente por la Fiscalía de Sao Paulo de lavado de dinero vía ocultación de patrimonio y falsificación de documentos, cargos que la justicia analiza pero aún no ha aceptado.