Querés tomar un vino, lo agarras, le sacas el envoltorio del pico y vas a buscar el sacacorchos. No tenés y te quedas con las ganas porque no podés abrir la botella. No te hagas problema, porque solo con una llave podrás abrirlo (sin tener que meter el corcho para adentro, claro).
Lo que hay que hacer es agarrar la llave y, con un repasador en la parte superior, apoyarla en el corcho. Después hacer fuerza para incrustarla lo máximo posible y cuando esté dentro comenzar a girar y levemente hacer fuerza para arriba. Después de unas cuantas vueltas el corcho habrá salido.

vino llaves