El ex Juventus volvió a prender la alarma en el Xeneize. Ahora sufrió un golpe disputando un balón y abandonó el entrenamiento sin poder apoyar el pie derecho.
En una jugada aislada, el delantero quedó tendido en el piso y necesito de una rápida asistencia médica para ser atendido. Luego de unos minutos, se fue de la cancha ayudado y sin poder apoyar el pie derecho, el mismo en el que se había fracturado un dedo en el comienzo de la temporada.

Osvaldo participaba normalmente de la práctica de fútbol en espacios reducidos cuando al trabar una pelota con Pablo Pérez, el delantero quedó tendido en el piso. En principio se sacó el botín y pisó, pero luego se retiró sin apoyar, sostenido por el médico Gerardo Godoy.

Embed
Desde su regreso a Boca a comienzos de año, Osvaldo sufrió primero un desgarro y después una fractura en un dedo del pie, por lo que sólo jugó cinco partidos: un amistoso ante River Plate, con San Lorenzo de Almagro por la Supercopa Argentina y con Atlético Tucumán, San Martín de San Juan y Lanús por el campeonato.

Había estado fuera de competencia desde el 17 de febrero, día de la victoria sobre San Martín en San Juan, hasta el 20 de marzo, en que Boca cayó frente a Lanús.