La detenida, que padece cáncer, le pidió a la oficial que le comprara la medicación por eso le dio las llaves de su casa y el código de su tarjeta bancaria. Tras recuperar la libertad, la víctima descubrió el robo y denunció a la uniformada.
Una mujer policías marroquí está acusada de robarle a una detenida para someterse a una operación de restauración del himen previa a su boda, informó el diario Assabah.

La policía, que declara este viernes ante el Tribunal de Primera Instancia de Casablanca, habría engañado a la mujer cuando se encontraba detenida en su comisaría para robarle sus joyas y todos sus bienes.

Según la causa, la detenida tenía cáncer y pidió a la policía ayuda para tomar su medicación; la agente se ofreció a ayudarla y le solicitó las llaves de su casa y el código de su tarjeta bancaria para traerle sus medicinas y el dinero con el que pagaría a su abogado.

Tras su puesta en libertad, la víctima descubrió que la policía le había robado todas sus joyas, su ropa y maquillaje de lujo, sus teléfonos y todo su dinero.

Durante los interrogatorios, la policía confesó haber vendido las joyas de la víctima porque necesitaba 60.000 dirhams (unos 5.500 euros) para hacerse una himenoplastia antes de su boda. También se está juzgando en este caso a los joyeros que compraron los bienes robados.

En la sociedad marroquí, la virginidad aún se considera un tabú y una prueba del honor de una mujer, lo que explica la persistencia de las operaciones de reconstrucción.