El pedido llegó apenas unos pocos días más tarde de que la UCA advirtiera que en el primer trimestre del gobierno de Cambiemos más de 1,4 millón de argentinos cayeron debajo de la línea de pobreza y otros 350 mil cayeron en la indigencia.
La Comisión Nacional de Justicia y Paz, que depende de la Conferencia Episcopal Argentina, le reclamó al gobierno de Mauricio Macri trabajar en un "sistema que incluya a todos", apenas días después de advertir sobre el aumento de la pobreza en el primer trimestre de 2016.

Fuentes eclesiásticas confirmaron este martes a la agencia de noticias DyN que el pedido se formalizó ayer en el marco de una reunión del Foro de Habitantes a Ciudadanos, que impulsa el organismo eclesial e integran organizaciones de la sociedad civil, del que participó la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley y el viceministro del área, Gabriel Castelli.

En ese marco, el presidente de la Comisión Nacional de Justicia y Paz (CNJyP), Emilio Inzaurraga, le pidió a los funcionarios nacionales que "como gobierno trabajen en un sistema que incluya todos".

"Vamos a estar cotidianamente en un ida y vuelta. La recuperación de la dignidad de cada persona: eso nos importa. En eso vamos a estar juntos", agregó el referente laico.

El obispo Jorge Casaretto, en representación de monseñor Jorge Lozano, asesor de la CNJyP, manifestó que es "una fuente de felicidad estar ocupándose de los pobres" y destacó el trabajo que viene realizando el foro "sobre todo en las cuestiones sociales".

En tanto, la ministra Stanley reconoció que "hay gente que la está pasando muy mal" y ratificó el compromiso del gobierno nacional de instrumentar medidas para alcanzar a largo plazo el objetivo de "pobreza cero".

"El concepto de políticas sociales se está transformando y se va a seguir transformando", aseguró la funcionaria, y criticó la herencia recibida al afirmar que el gobierno kirchnerista "puso esfuerzo en la transferencia directa de ingresos pero sin un trabajo en lo que hace a una red de protección social". "Tenemos que pasar de un modelo de asistencialismo a uno de protección social", sostuvo.

La reunión del Foro de Habitantes a Ciudadanos con los funcionarios nacionales formó parte de los encuentros habituales que sus miembros mantienen con funcionarios y representantes de la sociedad, para articular acciones tendientes a favorecer el bien común. Pero el encuentro del lunes tomó otra trascendencias, dado que se concretó a pocos días de que la Universidad Católica Argentina (UCA) advirtió en su último informe que la tasa de pobreza registró un aumento de cinco puntos hasta llegar al 34,5 por ciento en el primer trimestre de 2016, cuando a fines de 2015 era del 29 por ciento.

El relevamiento del Observatorio de la Deuda Social de la UCA reveló que 1,4 millones de personas cayó en la pobreza en los tres primeros meses del año y otras 350 mil personas en la indigencia en el mismo período.

El Foro de Habitantes a Ciudadanos, que surgió en 2007, es un espacio de diálogo y búsqueda de consensos, en el que se elaboran propuestas de políticas públicas basadas en la inclusión social, integrado por la Unión Industrial Argentina, la Sociedad Rural, las dos CGT, la AMIA, el Centro Islámico, la Asociación de Bancos y la Asociación Cristina de Dirigentes de Empresa, entre otras organizaciones.