Mauro Szeta
Mauro Szeta
Efectivos policiales y el Grupo Halcón lograron desbaratar un negocio narcocriminal en Bernal. El dinero ye la droga la escondían en el la carnicería. Hay seis personas detenidas.
El acusado tenía una doble vida. Carnicero de día, vendedor de drogas, de noche y madrugada. Una investigación de la comisaría segunda de Quilmes y de la fiscalía temática de Drogas, logró establecer cómo era parte del negocio narcocriminal en la villa Itatí.
El punto inicial del narco fue la denominada Villa Los Paraguayos. Luego extendió su circuito a la villa Itatí. En ese asentamiento, en dos bunkers, ocultaba la droga y el dinero de baja denominación producto de la venta.
Para evitar que lo descubrieran había montado una fortaleza con doble puertas y un sistema de protección con satélites.
Es más a los policías de Bernal y al Grupo Halcón les costó muchísimo entrar al bunker por el sistema de protección edilicia del lugar.
Finalmente se pudo dar con ese punto de venta y con otros.
En total hubo seis personas detenidas. y droga secuestrada.
En total se secuestraron 2500 dosis de cocaína y tizas.
Pero todo no termina acá.
Además secuestraron armas y teléfonos.
Ahora es decisión del juez y luego de la Cámara de mantenerlos detenidos.
Ya hay antecedentes que preocupan. La semana pasada, otra jefa narco que operaba en la zona y que gozaba de arrresto domiciliario, fue descubierta en un boliche tomando tragos cuando tenía que estar presa en su casa. La volvieron a allanar. Le encontraron drogas y la detuvieron otra vez.
Para engañar a los jueces, les imploró que necesitaba estar presa en su casa porque tenía que criar hijos muy chicos. Nada de eso hizo. Al rato vendía droga otra vez y se iba "de joda" cada vez podía.