Cuando Gisell Prieto regresó a su departamento, lo encontró revuelto. Le robaron todo lo que tenía algún valor, desde la cámara de fotos y un alajero hasta una computadora nueva, con sólo tres meses de uso. Nada vale tanto como lo que guardaba en su notebook, donde estaban las últimas 140 páginas de la tesis que realiza desde hace un año junto a Naimid Veloso y Sofi Passamonte.

El grupo terminó de cursar la tecnicatura en papiloscopía (huellas dactilares), y tenía pensado presentar la tesis para obtener el título intermedio y avanzar en la licenciatura en crimonología, que estudian en un instituto que tiene un convenio con la Universidad de Morón. Pero ese plan de estudio puede caerse si la tesis que estaba en la compu robada no aparece.

Embed
Por eso, las tres amigas hicieron un llamado a la solidaridad de los ladrones o a quien haya comprado la compu: es una notebook negra, marca HP, y con el Nº de serie 3CE423F26B.

El ladrón entró en el primer piso de un departamento, ubicado en la calle San José de Calasanz al 200, en la ciudad de Córdoba. Fue entre el viernes 15 y el domingo 17 de abril, según indicó el portal Día a Día. "Entró por el balcón después de trepar un muro y dobló la reja", contó Sofía, una de las tesistas.

Embed


Ese domingo a la nochecita, las tres amigas hicieron la denuncia en la Unidad Judicial de la calle Santa Rosa casi esquina Santa Fe, y hasta el gabinete de Policía Judicial fue al departamento a buscar rastros, pero las únicas dos huellas estaban incompletas, por lo que la identificación del ladrón por esa vía es complicada.

"Empezamos la tesis hace un año, en diciembre terminamos de cursar la carrera y decidimos cerrar bien el trabajo en estos meses... y ahora nos pasó esto", dice Sofía al hablar del robo. "Si no entregamos la tesis en junio, perdemos el año", se lamenta.

Embed
Las tres se conocieron en segundo año de la carrera, cuando empezaron a trabajar en grupo. Congeniaron y decidieron afrontar la última etapa de la carrera juntas. De esa afinidad y esfuerzo salieron 240 páginas de una tesis que indaga sobre la falta de capacitación del personal del Registro Civil a la hora de tomar huelas dactilares vía escáner: "El patrón de cada persona sale mal tomado y eso dificulta luego la identificación", dice Sofía al explicar su trabajo de estudio. Lograron imprimir las primeras 100 páginas. El resto está en el disco duro de la compu robada.