El hecho se registró en horas de la noche de este domingo, cuando la víctima fue sorprendida en su casa por delincuentes. Raúl Contreras, de 58 años, murió tras el ataque a tiros en el hospital Finocchieto. Los asesinos lograron escapar del lugar.

Un hombre fue asesinado a balazos este domingo al intentar defender a su hijo de un robo en la puerta de su casa, ubicada en las calles Solier y Paunero, en Sarandí. El violento episodio se registró en horas de la noche de este domingo cuando, según trascendió, la víctima y su hijo fueron abordados por delincuentes. No hay detenidos.

Embed
La víctima fue identificada como Raúl Contreras, de 58 años, quien tras haber sido baleado fue trasladado al hospital Finocchieto, donde murió. Tras el ataque, los asesinos escaparon y hasta el momento no hay detetnidos.