El fiscal federal Carlos Rívolo amplió la acusación por supuesto cohecho a la ex presidenta Cristina de Kirchner y a su hijo Máximo en la causa que investiga a la sociedad "Los Sauces" perteneciente a la familia de la exmandataria.
El fiscal amplió el requerimiento de investigación en base a una denuncia presentada el viernes último por la diputada nacional Margarita Stolbizer y presentó su dictamen al juez federal Claudio Bonadio.

Cristina Kirchner y su hijo ya estaban acusados en la causa por supuesto enriquecimiento ilícito y ahora Rívolo amplió su requerimiento fiscal para incluir el presunto cohecho en base a la denuncia de Stolbizer, en la causa que está bajo secreto de sumario.

Además, según fuentes judiciales, el fiscal incluyo en su dictamen a los empresarios Lázaro Báez y Cristóbal López, mencionados por Stolbizer en sus denuncias. Tras la presentación del dictamen fiscal, la causa está a estudio de Bonadio.

Según la denuncia presentada por Stolbizer, la sociedad Los Sauces habría alquilado sus propiedades a contratistas de obra pública durante las sucesivas presidencias del fallecido Néstor Kirchner y su esposa Cristina.

"Cristina Fernández de Kirchner recibía dinero mediante un acuerdo que tenía la apariencia de un vínculo comercial pero encubría una promesa, en su condición de funcionario público, para otorgar más obra pública y omitir todo tipo de controles por parte del Estado", se afirmó en la denuncia.

Para Stolbizer "lisa y llanamente se trata del delito de cohecho en su expresión más burda". Bonadio ya había ordenado allanar los consorcios que administran departamentos propiedad de Los Sauces en Puerto Madero y Constitución en busca de constancias de pago y otra documentación en la parte de la causa que investiga ya el supuesto enriquecimiento ilícito.

Stolbizer aludió a un "acuerdo" consistente en la "entrega continua de dinero por parte de Lázaro Báez a través de sus empresas a la entonces Presidente, a través de sus empresas, a fin de que le sea otorgada obra pública", en un marco de "omisión funcional", es decir de "carencia de control por parte de organismos públicos".


La defensa de la expresidente pidió el miércoles al juez federal Julián Ercolini que le pida la causa Los Sauces a su par Bonadio para unificarla con la que está a su cargo, Hotesur. El magistrado dio vista a las partes para que den su opinión antes de resolver sobre este planteo del abogado Carlos Beraldi.