"Estados Unidos levanta completamente la prohibición de venta de equipamiento militar a Vietnam", confirmó el presidente norteamericano, Barack Obama, durante, una conferencia de prensa junto a su par vietnamita, Tran Dai Quang, en el primero de los tres días de su visita oficial al país asiático.
El mandatario estadounidense precisó que esta decisión es "consecuencia de la completa normalización" de las relaciones entre ambos países después de décadas de esfuerzos, y mostró su voluntad de profundizar en la cooperación militar.

Sin embargo, Obama advirtió de que cada venta de armamento estará sujeta a estrictos controles relacionados con los derechos humanos y subrayó que la medida "permite a Vietnam obtener el equipamiento necesario para defenderse y elimina un vestigio de la Guerra Fría".