El primer ministro David Cameron apoya la permanencia del país en la Unión Europea, pero sus rivales políticos fogonean la ilusión de una "Gran Bretaña libre".
La diputada británica Jo Cox fue asesinada este jueves en una calle de Leeds, Inglaterra, por un hombre que gritó "¡el Reino Unido primero!" antes de matarla. El homicidio provocó que se suspendiera momentáneamente la campaña a favor y en contra del Brexit, la partida del país de la Unión Europea.

Desde hace casi un mes que el Reino Unido vive el debate más acalorado y crucial de los últimos años con el establecimiento del referendum previsto para el 23 de junio próximo en el cual los ciudadanos votarán si desean que el país se quede en la Unión Europea o se retire.

El Reino Unido es parte de la Unión Europea desde 1973, lo que implica que, aunque mantiene su moneda (la libra esterlina) y su autonomía en cuestiones de seguridad y Justicia, participan de la zona de libre comercio y permiten la libre circulación de personas, bienes y capitales.

Condiciones de UK en la EU
El nombre "Brexit" es una conjunción entre "Britain" (por Gran Bretaña) y "Exit" ("salida"). Sus principales promotores son Nigel Farage, del nacionalista Partido Independencia del Reino Unido (UKIP), y Boris Johnson, el ex alcalde de Londres, quien pertenece al Partido Conservador.

El primer ministro, David Cameron, apoya la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea tras haber negociado condiciones "especiales" para el país a principios de 2016.

Además, la canciller de Alemania, Ángela Merkel, y el presidente de Francia, Fracois Hollande, expresaron su deseo de que el país permanezca en el bloque continental.

Reino Unido y la Unión Europea.mp4
Uno de los ejes del debate por la posible partida del Reino Unido es la cuestión económica: los detractores de Brexit, como Cameron, aseguran que dejar el bloque "jugar con los dados" el futuro del país, que podría quedar sumido en la "incertidumbre" por los próximos 10 años.

presupuesto UE 2014.jpg