Talía Recabarren fue asesinada en San Juan por su ex novio. La joven ya había vivido tres episodios de violencia anteriores y por eso había decidido separarse hace nueve meses atrás. Él la llamó para hablar, ella accedió y apareció muerta este miércoles.
Un macabro femicidio se conoció en las últimas horas en el departamento Zonda de San Juan. Una adolescente de 17 años fue asesinada por su ex novio, de quien se había separado hace nueve meses atrás y había denunciado al menos tres episodios de violencia durante su noviazgo.

San Juan: el audio de la joven asesinada
En un audio que la joven grabó el día que desapareció, momentos antes de encontrarse con él, notablemente angustiada se la escucha decir: "Yo no le hago daño a nadie, pero él se hace pasar por una chica y me escribe. Me olvidé de él, ya me alejé, me acosa y estoy cansada".

Embed
En los otros tres anteriores hechos de violencia, el joven, también de 17 años, le dio un puntazo en la costilla, la amenazó con un cuchillo y la golpeó. Así Talía decidió separarse del joven pero él, a pesar de que habían pasado 9 meses, nunca dejó de hostigarla.

Talía-Recabarren2.jpg
El jueves pasado, el hombre la habría llamado y ella accedió a hablar con él en las afueras de Zonda. Este miércoles, el joven confesó que la mató porque ella lo había agredido. También señaló el lugar donde había dejado el cuerpo.

Sin embargo,la confesión del menor no es válida porque la concretó sin asistencia de un abogado. Pero en su contra hay otras pruebas claves, como el testimonio de su novia, Débora Zamora, de 21 años, a ella también le confesó que había matado a Talía y dónde había dejado el cuerpo. La joven también está presa acusada de ser su cómplice.

El cuerpo de Talía fue hallado a 40 metros del ingreso a una finca, exactamente el lugar que fue señalado por el homicida. El hallazgo fue seis días después de la desaparición de la menor.

Embed

"Yo lo conocía, si me pidió la mano de Talía y lo acepté. Iba a mi casa, era el novio oficial y hasta se quedó a dormir en mi casa alguna vez. Pero el año pasado, le dio un puntazo en la costilla. Le pegaba piñas donde yo no lo notara. Lo último fue atacarla con un cuchillo en la puerta de la escuela. Ninguna madre esperaba este final', dijo Anabela, mamá de la víctima. en declaraciones a la prensa local.

En tanto, el joven de 17 años, de apellido Morales, protagonizó un brote nervioso este miércoles por la noche y tuvo que ser derivado a la Guardia del Hospital Rawson.