Médicos y equipos de salud de los 34 hospitales porteños realizan un paro de 24 horas en reclamo de mayores medidas de seguridad para garantizar la integridad de los profesionales y de los pacientes.

"Si se afecta la integridad física, psicológica, emocional de los profesionales de la salud, y si no tenemos las condiciones adecuadas de trabajo, se afecta la calidad de atención. Es decir, se afecta al paciente", expresó a Télam Jorge Gilard, presidente de la Asociación de Médicos Municipales.

Asimismo, confirmó que ante el anuncio de la medida de fuerza fueron citados para este jueves a las 15, a una reunión con representantes del Ministerio de Seguridad "para ver si, por fin, vuelve la policía a los hospitales".

Embed
El paro lo decidió la Asociación de Médicos Municipales luego de que, el sábado último, un hombre en situación de calle que dormía en una camilla del hospital Fernández, atacara a médicos y rompiera parte de las instalaciones.

Si bien en los centros de salud porteños hay botones de pánico conectados a las comisarías y otras medidas de seguridad, el titular del gremio médico consideró que "está demostrado que no alcanza. La solución es la presencia policial, ausente desde 2011".

Embed
Además, Gilard consideró que el Ministerio de Salud "debe garantizar las condiciones edilicias para el normal desarrollo del trabajo, porque faltan insumos, por ejemplo, en el Velez Sarsfield hace semanas que quieren que le autoricen la compra de cinco colchones, y así con otras necesidades básicas para los pacientes".

Agregó que "hay demoras en los turnos para cirugía y no salen los nombramientos necesarios para mejorar la calidad de atención. Ésto, porque no hay decisiones políticas adecuadas". Gilard garantizó que, a pesar del paro, en "los 34 hospitales habrá guardias mínimas".

fernandez.avi
En ese sentido, la organización "Defendamos Buenos Aires" había denunciado que "se registran más de un ataque diario; entre palizas, ataques con objetos contundentes y armas blancas" a personal de la salud en hospitales porteños y que este "problema viene creciendo hace cinco años" y "constituye el segundo motivo de baja de médicos, enfermeros y auxiliares en general".

Esa organización detalló que "hasta junio del año pasado se registraron 330 ataques en Provincia y 306 ataques en Capital Federal, a un promedio de casi un ataque por día en cada jurisdicción".

argerich.jpg
Desde junio de 2015 hasta junio 2016 el número de agresiones a personal de la salud en los hospitales bonaerenses se incrementó a "396 ataques y 372 en Capital Federal, con un aumento de poco más del 20 por ciento", aseguró la organización luego del informe anual que realiza sobre violencia en los centros de salud.

Según Javier Miglino, titular de "Defendamos Buenos Aires", "las causas de las agresiones en general son tres: la más importante surge a partir de familiares de detenidos y presuntos delincuentes que llegan heridos de bala, golpeados y/o con lesiones graves que comprometen la vida y que generan altercados sin motivo donde resultan ser víctimas médicos, enfermeros y aquellos que infortunadamente se encuentran presentes".

Durand.jpg
"La segunda causa de agresiones hospitalarias son los propios heridos o enfermos que agreden a aquellos que pretenden simplemente atenderlos", precisó.

"La tercera se presenta cuando los adictos ingresan a robar drogas hospitalarias, tal como ocurrió en los últimos días cuando un individuo que vive en las inmediaciones del Hospital Fernández de la calle Cerviño al 3300 en Palermo
y pernocta por las noches en las instalaciones del propio nosocomio, ingresó con un fierro hasta el quirófano con intención de robar drogas, y en su camino lastimó a una médica que resultó con cortes", afirmó Miglino.