El hecho que sacudió los tribunales federales comenzó cuando el juez Juan Carlos Gemignani dio instrucciones a una secretaria letrada de la Sala Primera de Casación María Amelia Expucci para realizar un inventario sobre el contenido de unas cajas que al parecer obstaculizaban una sala de videoconferencia.

Un juez de la Cámara Federal de Casación Penal terminó denunciado este jueves por privación ilegal de la libertad luego de haber dispuesto la detención de una secretaria letrada a la que le había dado una orden, que según el juez la mujer desobedeció.

El hecho que sacudió hoy los tribunales federales de Comodoro Py comenzó cuando el juez Juan Carlos Gemignani, presidente de feria de la Cámara de Casación, dio instrucciones a una secretaria letrada de la Sala Primera de Casación María Amelia Expucci para realizar un inventario sobre el contenido de unas cajas que al parecer obstaculizaban una sala de videoconferencia.

La secretaria explicó que para esa tarea necesitaba una autorización adicional por tratarse de una diligencia a cumplir en plena feria judicial, y que excedía su labor.

Según explicaron altas fuentes judiciales, Gemignani dispuso detener a la secretaria a quien denunció formalmente por "incumplimiento de autoridad y violación de los deberes de funcionario público", según consta en los registros de denuncias.

La secretaria fue derivada a una dependencia policial que funciona en el edificio de Comodoro Py 2002, y Gemignani formuló la denuncia ante la Oficina de Sorteos de la Cámara Federal. El expediente recayó en el juez Marcelo Martínez de Giorgi, quien finalmente terminó liberando a la mujer de acuerdo a lo dictaminado por el fiscal Juan Pedro Zoni.

El escándalo no terminó ahí. Gemignani hizo una declaración ante el juez Martínez Di Giorgi y reconoció que luego de disponer la detención de la secretaria la denunció por "incumplimiento de autoridad y violación de los deberes de funcionario público".

Una vez liberada, la joven mujer denunció inmediatamente al camarista Gemignani por privación ilegal de la libertad. Por sorteo ese caso recayó en el juzgado de Daniel Rafecas.

Por su parte, el fiscal Zoni, que interviene en la denuncia contra la mujer que tramita ante Martinez de Giorgi, desestimaría la denuncia contra la secretaria.