El secretario general de Suteba, Roberto Baradel, sostuvo en una conferencia de prensa que el gobierno provincial debe "reaccionar" y dejar de hacer "oídos sordos" ante el reclamo de reapertura de las paritarias.

Los cinco sindicatos del Frente Gremial Docente lideraron este jueves la primera huelga del año en escuelas públicas y privadas de la provincia de Buenos Aires, en reclamo de la reapertura de la negociación salarial tras la "pérdida del poder adquisitivo por la inflación".

La medida afectó a unos 3,3 millones de alumnos que asisten a nivel inicial, primario y secundario en territorio bonaerense, sobre todo a los que asisten al sistema público, dado que en las instituciones íntegramente privadas se estaba dictando clases. "Si (la gobernadora, María Eugenia) Vidal no afloja con el tema de las paritarias hay otras medidas pensadas. Esperemos que no se dé así", advirtió el secretario general del Suteba, Roberto Baradel, en declaraciones radiales.

Embed

Según un relevamiento realizado por la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), en distritos testigos del conurbano y del interior del territorio bonaerense, el paro tuvo una adhesión que superó el "90 por ciento", mientras Suteba habló de un acatamiento "casi total".

Baradel sostuvo en una conferencia de prensa que el gobierno provincial debe "reaccionar" y dejar de hacer "oídos sordos" ante el reclamo de reapertura de las paritarias, para acordar un nuevo aumento salarial frente a "la pérdida del poder adquisitivo" producto de "la inflación".

Además, en el inicio del paro del Frente Gremial Docente y el gremio cegetista UDOCBA, anticipó que realizará en las próximas horas una denuncia judicial contra la administración de Vidal debido a que "hay 5.000 docentes en la provincia que no cobraron el salario" o lo hicieron "en forma irregular".

"Este paro es el resultado de la falta de respuesta del Gobierno a una serie de pedidos que venimos realizando los gremios, entre los que se incluye un incremento y recomposición salarial, pero también la regularización de trámites jubilatorios, mayor presupuesto para infraestructura y comedores, creación de cargos, entre otros", indicó la presidenta de la FEB, Mirta Petrocini.

Embed

Se trató de la primera huelga docente total contra la gestión de Vidal, ya que en el regreso a las clases tras las vacaciones de invierno hubo un paro de 48 horas pero impulsado sólo por algunos gremios.

Por su parte, el gobierno provincial anticipó que se descontará el día a los docentes que adhieran y el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, instó a los docentes a dirimir los conflictos sin huelgas.

Al ratificar la negativa a reabrir la paritaria, el funcionario sostuvo que el aumento firmado con los gremios en febrero pasado todavía está "más de 5 puntos" por encima de la inflación.

Los sindicatos que integran en Frente Gremial Docente (AMET, FEB, SADOP, SUTEBA y UDA) habían firmado en febrero un acuerdo salarial que contemplaba una mejora del 34,6 por ciento hasta enero de 2017.