La martillera pública denunció que una mañana un conocido abogado penalista de Neuquén se negó a pagar $200 por daños provocados a un departamento. Cuando lo acompañaba a la salida, recibió una trompada.
Pasaron ocho meses de aquel episodio. La martillera pública, de 42 años, relató a La Mañana de Neuquén que el 4 de diciembre de 2015 un abogado penalista se presentó en la inmobiliaria en la que trabaja, enojado por tener que pagar $200 por roturas en un departamento.

La mujer decidió no cobrar la deuda y acompañó al hombre a la salida, pero éste se dio vuelta y le pegó una trompada. Por el golpe, perdió 5 dientes. La madre del presunto agresor le ofreció $500 a la martilera para que no iniciara acciones legales.

Hasta la fecha, se programaron tres audiencias para acusar al abogado, pero él nunca se presentó. Ella baraja la posibilidad de irse de Neuquén. "En esa época estaba por empezar un tratamiento para quedar embarazada, y no puedo hacerlo por la medicación psiquiátrica", confió.

La denuncia se hizo hace ocho meses y todavía no hubo avances.