El perro conoció a su dueña en un hotel de Puerto Madero, donde pacientemente la esperaba. Ahora se mudó a Europa y cuenta su nueva vida en una página de Facebook.
Rubio, que fue adoptado por la azafata alemana Olivia Sievers en Buenos Aires, se mudó a Europa y ahora "cuenta" su nueva vida en una página de Facebook.

Embed
El perro "sube" fotos y videos, y también comparte información sobre derechos de animales.

La historia entre la azafata y el perro nació cuando Olivia, cada vez que tenía descanso en Buenos Aires, dormía en un hotel de Puerto Madero y Rubio siempre la esperaba en la puerta. Diez meses después del primer encuentro, tras varios reencuentros, Olivia decidió llevárselo. Consiguió la autorización sanitaria para poder trasladarlo y el perrito viajó para formar una nueva familia.

Embed
Rubio disfruta de su nuevo hogar en Friesland, un distrito rural ubicado a 280 kilómetros al oeste de Hamburgo. Allí convive con Olivia y su novio, junto a otros dos perros. Su rutina actual incluye juegos en un campo lleno de flores y paseos en bicicleta.

Embed
Además, comparte fotos de su nueva vida en el país europeo. Y también dedica posteos a búsquedas de animales perdidos, historias de animales y notas sobre los derechos de los animales.