Luego de los estudios médicos que alarmaron a todos, el capitán del Seleccionado arribó al país y ya entrena por primera vez bajo las órdenes de Edgardo Bauza.
El rosarino había terminado con molestias el encuentro del Barcelona frente al Athletic Bilbao el último domingo y por eso el lunes se había sometido a diferentes exámenes médicos para confirmar el grado de dichas dolencias.

Tras esto, Barcelona emitió un parte en el que señala que Messi tiene molestias en el aductor izquierdo y su "disponibilidades para jugar" está supeditada a la "evolución" que tenga.

Pasadas las 10, Messi, con la ropa azul del entrenamiento, salió a una de las canchas del predio de Ezeiza para hacer su primeros trabajos bajo la conducción de Bauza, y también de aquel anuncio que hizo temblar tras la frustración de la Copa Centenario.

Embed