El mandatario expuso en la apertura de la cumbre de negocios B20, que se desarrolla en la ciudad china de Hangzhou, antes del inicio del cónclave que reúne a los líderes del G20.
El presidente Mauricio Macri sostuvo que "en la Argentina empezó una nueva etapa porque dejamos atrás una década de aislamiento del mundo para apostar a ciclos virtuosos de inversiones".

El mandatario expuso en la apertura de la cumbre de negocios B20, que se desarrolla en la ciudad china de Hangzhou, antes del inicio del cónclave que reúne a los líderes del G20.

Señaló que "en pocos meses hemos logrado ordenar nuestra economía, levantar el cepo, resolver los problemas de deuda, eliminar trabas a exportación y hemos lanzado el plan de infraestructura más importante de la historia que incluye caminos, puertos y energía".

Embed
"Queremos ser parte de las soluciones globales a los conflictos que aparecieron en el mundo: el narcotráfico, la pobreza, el crimen organizado y la lucha contra el cambio climático", remarcó.

Señaló además que "la Argentina ha hecho descubrimientos muy importantes, tiene talento creatividad, recursos naturales y acceso a la información".

Al exponer en el Hotel Intercontinental en la reunión de negocios, que es una introductoria para la cumbre del G20 del domingo y lunes, Macri renovó su invitación a la comunidad empresarial para participar del Foro de Inversión y Negocios que se realizará en la ciudad de Buenos Aires entre el 12 y el 15 de setiembre.

"Invitamos a todo el mundo a invertir, participar de esta transformación, ser un gran exportador de alimentos elaborados, no solo de granos, a desarrollar la minería y la energía renovable", remarcó.

Afirmó que los argentinos "somos muy optimistas del futuro y frente a tantas dudas, más allá que algunos piensen que la solución es aislarse, nosotros creemos que el camino es el de la cooperación con otros países".

Sostuvo que América Latina "se presenta como la región con mejores posibilidades, sin guerras, sin conflictos, con enormes ventajas naturales, con gente joven y una enorme cantidad de talento".

Al mencionar las potencialidades de las nuevas tecnologías, Macri recordó que una persona de este siglo recopila en un día la información que décadas atrás le llevaba una vida entera.

"Este es un desafío muy grande para los gobernantes, un enorme proceso de cambio en el cual hay una gran demanda de la gente por participar", apuntó.

Añadió que ese caudal tecnológico "ha generado una generación de gente que es millonaria en información y rica en expectativas", lo que ha creado "una necesidad mayor de mejorar".

"Los desafíos combinan una oportunidad enorme y una crisis de los sistemas de conducción que teníamos en el mundo", advirtió.