El programa vence el próximo 30 de septiembre pero buscan extenderlo para reactivar el consumo en las fiestas. ADEBA y CAME siguen cruzando espadas por las comisiones de las tarjetas. La batalla continuará en la sede de la Secretaría de Comercio Interior.

La polémica por el costo de los aranceles de las tarjetas de las últimas semanas derivó ahora en otra disputa que el propio Gobierno quiere frenar antes de que crezca: la posible prórroga del plan "Ahora 12", que originalmente está previsto que finalice a fin de este mes.

La semana pasada el titular de CAME recibió un llamado de uno de los principales banqueros de la Argentina: "Tienen todo el derecho de reclamar como lo vienen haciendo, pero no digan más que el 'Ahora 12' es sólo un subsidio del Estado, cuando somos los bancos los que ponemos la mayor parte", le dijo a Osvaldo Cornide.

Tanto desde CAME como de CAC indicaron que es fundamental la renovación del plan de cuotas sin interés, pensando ya en las ventas de diciembre, la temporada más alta del año. "El 'Ahora 12' tiene que continuar porque es un instrumento clave para los comercios chicos, que son los que más sufrieron el golpe de la caída del consumo en los primeros meses de 2016", señaló el vocero de CAME, Vicente Lourenzo. Pero desde los bancos advirtieron que dicha renovación está realmente en peligro.

Embed

En ADEBA, la cámara que agrupa a los bancos de capital nacional, indicaron que una eventual rebaja del arancel de 3% a 1,5% "nos deja sin margen para mantener ninguna promoción, y obviamente el 'Ahora 12' también se vería afectado", indicaron.

Pero, ¿quiénes son los que hacen el aporte para que los comercios puedan ofrecer 12 cuotas sin interés para la compra de bienes de producción nacional? Los bancos ofrecen una tasa diferencial de 10% anual para los comercios que venden en cuotas, cuando en una operación normal esa misma tasa se ubica en niveles cercanos al 35%. Pero esto es posible, además, porque el Banco Central reduce tres puntos de encaje a los bancos que otorgan ese financiamiento. Por lo tanto, el "subsidio" para las ventas es compartido básicamente entre la banca y el Estado. "Es una falsedad total decir que los bancos no tenemos nada que ver con el 'Ahora 12'", se quejan en el sector financiero.

La disputa por la cuestión de los aranceles coincide con la necesidad de discutir la prórroga de este plan, que permite a los comercios chicos vender en 12 cuotas. El Gobierno está especialmente interesado en mantener el Ahora 12 justamente para promover una reactivación a fin de año.

Embed

Las negociaciones que se mantendrán en las próximas semanas en la Secretaría de Comercio Interior prometen ser calientes. Mientras que las cámaras comerciales presionarán para seguir vendiendo en cuotas sin interés, los bancos harán fuerza para frenar la rebaja de aranceles o como mínimo acotar la sustancial disminución que propicia CAME, que además procura que las transacciones con tarjeta de débito sean gratuitas.

Seguí leyendo esta nota en Ámbito.com