"Qué casualidad que el Nacional B se vende para su televisación el año del descenso, ¿no?", planteó el ex presidente. Habló de una cuestión política y reclamó "que se investigue".
El ex presidente de River aseguró que fue "uno de los pocos" que enfrentó a los barrabravas. Destacó que bajó el número de entradas de protocolo y reveló que le preocupan sus nietos.

"La causa que me han hecho es un disparate",
afirmó el ex presidente de River Daniel Passarella, procesado por el presunto delito de "defraudación por administración fraudulenta" por reventa de entradas.

"Nunca le entregué una entrada a la barra y fui uno de los pocos que los enfrentó"
, en comunicación con Fútbol al horno.

Más allá de la causa que lo involucra, Passarella habló del descenso de River, a pesar de que en un principio quiso cortar la comunicación. "Me peleé con Grondona, con el sistema, con los barras. Qué casualidad que el Nacional B se vende para su televisación el año del descenso, ¿no?", planteó.

"¿Se fueron a la B por tu pelea con Grondona?", le preguntaron, sin vueltas. "Sí", contestó Passarella, quien, en la misma línea, aseguró que cuando él asumió el club ya estaba en la B.