El entrenador de Boca aceptó la suspensión del Apache, quien el pasado domingo fue expulsado en el partido ante Belgrano de Córdoba en La Bombonera por insultar al árbitro Germán Delfino. Zuqui, Carrizo o Castellani reemplazarán al 10.
El DT de Boca Juniors, Guillermo Barros Schelotto, aceptó este viernes que "corresponden las tres fechas" de sanción recibidas por Carlos Tevez, quien el pasado domingo fue expulsado en el partido ante Belgrano de Córdoba en La Bombonera por insultar al árbitro Germán Delfino.

"La justicia actuó y desde el reglamento las tres fechas corresponden. Siempre estamos reclamando que aparezca la justicia y actúe, bueno en esta ocasión fue así. Sé lo que informó el árbitro, entonces la sanción correspondía", avaló en la conferencia de prensa que brindó este mediodía luego del entrenamiento en Casa Amarilla.

De cara al partido del domingo ante Godoy Cruz en Mendoza, el Mellizo aseguró que todavía no definió el reemplazante del capitán "xeneize", aunque adelantó que saldrá de "(Fernando) Zuqui, (Federico) Carrizo y (Gonzalo) Castellani".

Embed
"No quiero esconder nada, si no doy el equipo es porque no lo tengo todavía. El rival sabe que ingresará alguno de esos tres jugadores", asumió.

En rigor, Zuqui y Carrizo tiene mayores chances de jugar que el ex mediocampista de Ferro Carril Oeste y Lanús. En caso de hacerlo el primero, se moverá por el sector derecho de la primera línea ofensiva; mientras que si ingresa Carrizo lo hará por la izquierda y Cristian Pavón cambiará de perfil.

Embed
Ante la ausencia de Tevez, Pablo Pérez será el capitán y Ricardo Centurión se ubicará detrás del centrodelantero, que será Darío Benedetto en lugar de Walter Bou, respecto del partido ante Belgrano.
Entonces, el probable equipo de Boca en Mendoza es el siguiente: Guillermo Sara; Gino Peruzzi, Santiago Vergini, Fernando Tobio y Frank Fabra; Andrés Cubas y Pablo Pérez; Zuqui o Pavón, Centurión y Pavón o Carrizo; Benedetto.

Boca volverá a entrenarse mañana a las 10, luego almorzará en Casa Amarilla y volará en un chárter rumbo al aeródromo de San Martín, pues el aeropuerto de Mendoza está en refacciones.