Walter Festa aseguró que no cuenta con una estructura para chequear las redes sociales y controlar dónde se llevan a cabo esos eventos. "Hay cosas como éstas que se nos escapan", sostuvo el jefe comunal.
El intendente de Moreno, Walter Festa, admitió este miércoles que se enteró tarde de la fiesta "Proyecto XXX", que se realizó en una quinta de ese distrito bonaerense, donde fue asesinado un joven. Y dijo no contar con estructura para chequear las redes sociales y controlar dónde se llevan a cabo esos eventos.

El jefe comunal expresó su disposición para esclarecer los hechos, pero advirtió que controlar este tipo de eventos "también le corresponde a las autoridades federales". "Lamentablemente nos enteramos tarde. Hay cosas como esta que se nos escapan", sostuvo en declaraciones televisivas. Y agregó: "Las redes sociales no indicaban dónde era la fiesta".

Embed
Festa dijo que no era su intención "lavarse las manos", pero reconoció que no cuenta con un equipo de inteligencia para investigar las redes sociales. "Con las herramientas que tenemos intentamos evitar estas fiestas", añadió.

En tanto, la concejal Claudia Asseff dijo que las autoridades municipales hicieron "caso ciego a esta fiesta" y advirtió que "la municipalidad no está controlando" este tipo de eventos.

Asimismo, exigió al intendente Festa que dé un detalle de "cuáles son las casas quintas que están habilitadas o no para hacer fiestas" en el distrito y recordó que las fiestas "masivas" deben tener autorización municipal.

Embed
Esta mañana, el secretario de Gobierno del municipio, Lucas Chedrese, afirmó que la fiesta en la quinta era "ilegal" y dijo que inspectores comunales se encontraban en el lugar cuando se produjeron los enfrentamientos.

En la fiesta clandestina "Proyecto XXX" murió Matías Nicolás Rivero, de 19 años, que había asistido al evento junto a su novia y su primo. Durante el enfrentamiento entre bandas, recibió un disparo en el tórax que le provocó la muerte cuando llegó al hospital.