El nuevo vademécum provincial incluirá la resina de cannabis como un componente válido para tratar un tipo de epilepsia grave llamada Síndrome de Dravet.
El Poder Ejecutivo de Chubut promulgó este viernes la ley que autoriza el uso terapeutico de resina de cannabis, también llamado aceite de marihuana, para tratar un tipo grave de epilepsia infantil llamado Síndrome de Dravet.

La ley fue votada el 12 de agosto pasado en el parlamento provincial, pero recién a partir de este viernes estará disponible la sustancia como un "tratamiento alternativo" en todos los hospitales públicos provinciales y se integrará al seguro de salud para empleados públicos locales.

"Incorpórese al vademécum de salud pública de la provincia como tratamiento alternativo el Charlotte Web o aceite de cannabis, para el tratamiento del síndrome de Dravet y otras patologías que crea conveniente el ministerio de salud de la provincia", se puede leer en la nueva ley.

Entre las "otras patologías" que podrían tratarse con el aceite en cuestión se encuentran varias oftalmológicas, como el glaucoma, lo que impulsó a un médico cordobés a abrir la primera clínica de cannabis en su provincia.

Pero el caso que impulsó la legalización del aceite de cannabis en Chubut fue el de Micaela, una nena que ahora tiene 12 años y que padecía "fuertes crisis convulsivas, deterioro cognitivo, pérdidas de pautas madurativas, intenso dolor, problemas motores y sufrimiento" a causa de su epilepsia.

Después de probar todos los tratamientos tradicionales contra la epilepsia, los padres de Micaela, que tenía 11 años en ese entonces, recurrieron a la resina de cannabis, que produjo resultados exitosos en un caso similar de una chica de Colorado Springs, Estados Unidos.

El antecedente en Chubut es un importante paso adelante en la lucha por legalizar el uso medicinal de la marihuana y sus derivados.