Fue en San Telmo. La policía llegó en medio del forcejeo, pero el delincuente intentó escapar y lo detuvieron a unas cuadras. El cuida coches tuvo que ser atendido por una herida leve.

Un "trapito" impidió el robo de un auto en San Telmo al trenzarse en una pelea con un ladrón, que luego fue detenido.

Un patrullero llegó a la esquina de avenida Caseros y Defensa, alertado por vecinos que denunciaron la pelea. Pero cuando uno de los involucrados vio a los policías salió corriendo hacia el Parque Lezama.

Uno de los oficiales persiguió al ladrón y lo detuvo a 200 metros, sobre a venida Martín García. Entre las pertenencias del acusado encontraron un destornillador y un cuchillo.

El otro policía le tomó la declaración al cuida coches, quien explicó que la pelea comenzó cuando quiso detener el robo de un auto. Además, fue atendido por el SAME porque tenía una herida leve en la mano izquierda.