El director del FBI, James Comey, advirtió sobre nuevos intentos de hackeo a las elecciones estadounidense al afirmar que en los últimos días "hubo más intentos de intrusión" a bases de datos de registro de votantes.
En una comparecencia ante el Congreso de Estados Unidos, el funcionario sostuvo que "hubo una gran variedad de actividades de exploración, que representan el preámbulo para potenciales actividades de intrusión".

"También detectamos algunos intentos de intrusión en las bases de datos de registro de votantes, más allá de los que sabíamos acerca de eso en julio y agosto", agregó el titular del FBI.

Embed
En agosto, un grupo de hackers -rusos, según sospechan las autoridades estadounidenses- lograron meterse en las bases de datos de votantes de Illinois y Arizona, aunque versiones de prensa indican que no se trataría de los únicos estados.

A raíz de esos episodios, el FBI recomendó a los funcionarios electorales que refuercen en sus estados las medidas de seguridad.

Las elecciones se celebrarán el 8 de noviembre y el ganador reemplazará al actual presidente, Barack Obama, quien dejará la Casa Blanca en enero de 2016.