El Tribunal Federal cinco permitió que Román Lobaiza, quien estuvo en el Primer Cuerpo de Ejército, asistiera al civil del hijo de su pareja. Ocurrió a pesar de la oposición de una unidad especial contra el terrorismo de Estado.

Un condenado a 25 años de cárcel por crímenes de lesa humanidad fue autorizado por el Tribunal Oral Federal cinco (TOF 5) a salir por una hora para asistir al casamiento del hijo de su pareja.

Román Lobaiza, condenado por su participación en la represión ilegal en el ámbito del Primer Cuerpo de Ejército hizo la solicitud y pudo concurrir a la ceremonia el 21 de septiembre pasado, en el Registro Civil de la calle Beruti 3325, de la Ciudad.

Embed

La autorización ocurrió a pesar de que la Unidad de Asistencia en Causas por Violaciones a los Derechos Humanos durante el Terrorismo de Estado se opuso al permiso. En su argumentación, el TOF 5 consideró que "las relaciones del interno con su familia, en tanto fueren convenientes para ambos y compatibles con su tratamiento, deberán ser facilitadas y estimuladas".

El represor fue autorizado a concurrir "únicamente a la ceremonia de casamiento del hijo de su mujer, Luís Felipe Ezcurra y a permanecer en dicho lugar por un lapso no mayor a una hora, con el fin de saludar a los contrayentes". El fallo estuvo firmado por los jueces Adriana Palliotti, Daniel Obligado y Oscar Hergott.