Las menores, de 10 y 12 años, iban en una de las balsas que se dieron vuelta, pero lograron sobrevivir. "Es casi un milagro que alguien lograra salir de eso", dijo un policía.
Cuatro personas murieron este martes en un parque de diversiones ubicado en la localidad de Coomera, en la Costa de Oro, al este de Australia. El accidente se produjo en una atracción acuática de rápidos llamada "Thunder River Rapids", en el parque Dreamworld.

Embed
La policía informó que las víctimas murieron al quedar atrapadas en la maquinaria de la atracción, que utiliza balsas circulares de seis plazas, que funcionan con un sistema de tracción en convoy.

Sin embargo, dos nenas de 10 y 12 años lograron sobrevivir. "Parece, por lo que pude constatar, que es casi un milagro que alguien lograra salir de eso", dijo a la prensa el investigador especial de la policía de Queensland, Brian Codd, después de revisar la grabación de seguridad.

El funcionario dijo que la experiencia fue muy "traumática" para las niñas, que ahora están al cuidado de familiares.

Embed
Los medios locales identificaron a dos de las víctimas mortales como Kate Goodchild de 32 años y Luke Dorsett, de 35. Eran hermanos.

Australia Dreamworld
En tanto, el delegado de Queensland del sindicato de Unión de Trabajadores de Australia, Ben Swan, indicó que el año pasado su organización advirtió sobre la seguridad del parque y sobre el mantenimiento de la maquinaria Dreamworld, aunque no específicamente sobre el estado de la atracción siniestrada.

"No quiero alimentar la polémica", dijo y agregó: "Sin embargo, pensamos que por el bien de los trabajadores del lugar, pero también de los dueños, es importante que haya una investigación completa", agregó.