En un fútbol argentino en el que la palabra paciencia cada vez aparece con menos frecuencia, tres entrenadores dejaron su cargo luego de la disputa de la octava fecha del torneo local.
Gabriel Schurrer y Fernando Quiroz fueron despedidos tras las derrotas de sus equipos, Sarmiento y Aldosivi, respectivamente, mientras que Leonardo Madelón le puso fin a su ciclo en Unión, pese a que el equipo no lleva un mal andar.

El ex volante contó que el presidente del club José Moscuzza le pidió la renuncia en una reunión que se llevó a cabo en la noche del lunes, luego de la derrota de Aldosivi frente a Godoy Cruz de Mendoza del último domingo.

El Tiburón está complicado en la tabla de promedios (aunque por ahora fuera de la zona de descenso) y marcha penúltimo en el actual torneo.

Schurrer, por su parte, dejó su cargo "de común acuerdo" tras una reunión que mantuvo con el presidente del club de Junín, Fernando Chiófalo. Sarmiento sí aparece en zona de descenso y los flojos últimos resultados catapultaron la decisión.

Embed
Más sorpresiva es la partida de Leonardo Madelón, ya que Unión se encuentra de la mitad de tabla para arriba, por ahora sin compromiso con los promedios y acaba de ser eliminado de la Copa Argentina ante River en cuartos de final, en una actuación casi histórica. Sin embargo, pese al deseo de los hinchas que querían su continuidad, decidió dar un paso al costado.

El dato llamativo es que Madelón y Schurrer dejaron su cargo después de enfrentarse en el cierre de la octava fecha, en un partido en el que el Tatengue ganó como local. Resultado que, obviamente, no evitó la partida de Madelón.