Como una muestra de unidad, las selecciones se tomaron una foto entremezclados antes del encuentro por las eliminatorias al Mundial de Rusia 2018.

Las selecciones de México y Estados Unidos posaron abrazados para la foto antes del encuentro del Hexagonal de la Concacaf rumbo al Mundial de Rusia 2018.

De manera inusual, los jugadores de ambos países se abrazaron antes de iniciar el partido que se disputó en el Estadio Mapfre, en Columbus, Ohio.

Los jugadores duraron abrazados algunos instantes, pero las cámaras fotográficas inmortalizaron el momento, días después del triunfo presidencial de Donald Trump, quien ha hecho públicos sus comentarios contra los mexicanos.

Embed

"No hay muro que nos detenga", resumió el delantero Oribe Peralta en un tuit difundido ampliamente por medios deportivos justo terminado el encuentro pero que la mañana de este sábado ya no aparecía en la cuenta del jugador.

"Tal vez sí sea necesario un muro, pero no en la frontera íYa ganamos!", escribió en Twitter, con la imagen de un arco a medio cubrir con tabiques, una popular cadena de pizzas.

En la prensa, las alusiones al muro no faltaron, como el diario Récord, que lo hizo para resaltar que no hay divisiones en el deporte: "¿Muro? En el fútbol no existe", escribió junto a una amplia imagen difundida de los jugadores de ambos equipos, mezclados y abrazados, durante la ceremonia protocolar previa al partido.

Landon Donovan, leyenda del fútbol en Estados Unidos , tuvo también un gesto de fraternidad al felicitar a México y al delantero Giovani Dos Santos, con quien militó en el L.A. Galaxy. "Felicidades @miseleccionmx y @oficialgio por la victoria, muy bien hecho #USAvMEX", escribió Donovan en castellano.

Embed

Entre tanto, el defensor Rafael Márquez, capitán mexicano y que se cubrió de gloria al anotar el 2-1 definitivo, dijo al término del encuentro que espera que en este "momento de intolerancia", este triunfo ayude a los mexicanos en Estados Unidos a "olvidar un poco lo que sucedió".

Embed

"Siempre orgulloso de ser mexicano. Este gran esfuerzo del equipo dedicado a todos los mexicanos donde sea que se encuentren", plasmó Márquez en Twitter.

Para los mexicanos que residen en Estados Unidos, el triunfo de Trump abre un periodo de incertidumbre pues el republicano fundamentó gran parte de su campaña en un discurso anti-inmigrante y amenazas de construir un muro fronterizo, expulsar a millones de indocumentados, intervenir remesas y renegociar el Tratado de Libre Comercio de América de Norte.

México ha sido uno de los más golpeados por la volatilidad de los mercados financieros internacionales en los que el peso mexicano tuvo una de sus peores semanas en dos décadas con un desplome de 8,75% mientras que la Bolsa de Valores tuvo un retroceso semanal 3,68%