La Legislatura aprobó la norma que crea la nueva fuerza de seguridad porteña al integrar a la Policía Metropolitana con efectivos traspasados de la Policía Federal.
La Legislatura sancionó este jueves la ley de Sistema Integral de Seguridad Pública, que crea la Policía de la Ciudad de Buenos Aires, un cuerpo de bomberos civil, foros de participación ciudadana, mecanismos de control y transparencia y establece toda la normativa funcional y disciplinaria para el personal policial.

Paralelamente, los diputados de la Ciudad también sancionaron la ley que crea el Instituto Universitario de Seguridad (al cual se integra el actual Instituto Superior de Seguridad Pública), donde se formarán y capacitarán los cuadros de oficiales superiores y de dirección y otros agentes del nuevo sistema integral de seguridad.

Embed
"La aprobación de la Ley de Seguridad Pública es el puntapié inicial para la creación de la Policía de la Ciudad, la cual va a defender al vecino y tener tolerancia cero con la corrupción", afirmó el ministro de Justicia y Seguridad de la Ciudad, Martín Ocampo, en diálogo con minutouno.com.

"Esta ley es un instrumento histórico en la institucionalidad de la Ciudad, luego de 20 años de vigencia de nuestra Constitución. Este es un gran paso de mucha importancia en el marco de la autonomía y excede el corto plazo, así como excede un proyecto político. Nosotros pasaremos y las instituciones que acá estamos creando perdurarán para la Ciudad", agregó.

El proyecto original del Gobierno fue ampliamente discutido y analizado en las comisiones de Seguridad, de Justicia y de Presupuesto. Se introdujeron modificaciones al texto original a propuesta de diferentes bloques y legisladores y se arribó a un texto consensuado que hoy se debatió en sesión ordinaria durante más de cuatro horas, con discursos de 17 legisladores.

En general, la ley fue sancionada por 55 votos positivos, 3 negativos Marcelo Ramal (FIT), Fernando Vilardo (AyL) y Patricio Del Corro (PTS-FI) y la abstención del diputado Adrián Camps (PSA).

Por esta norma nace como nueva institución la Policía de la Ciudad de Buenos Aires, que se integrará con los aproximadamente 6.000 actuales policías metropolitanos y los casi 20.000 efectivos transferidos desde la Policía Federal.