Luego de dos días de agonía, el nene que había agarrado el arma del auto del papá falleció en la mañana de este sábado. Cambiaron la calificación de la causa a un hecho de homicidio culposo.
El nene de 7 años que estaba internado en el Hospital Materno Infantil de Mar del Plata luego de haberse dispararo en la cabeza con el arma de su papá que encontró en el auto, murió en la mañana de este sábado.

Embed
El niño -identificado como David Navarro- había sido trasladado de urgencia luego de que su padre constatara que se había disparado accidentalmente con un revólver calibre .32 que encontró en el auto. El mismo día fue intervenido quirúrgicamente de urgencia, pero quedó en terapia intensiva y en estado crítico "porque el proyectil hizo mucho daño", informaron desde el establecimiento.

Si bien en un primer momento se había iniciado una causa por lesiones culposas, la muerte del niño provocó que sea calificada como homicidio culposo y tenencia ilegal de arma de fuego contra el papá.

El hecho ocurrió el jueves a la tarde, cuando el padre cortaba el pasto en el jardín de su casa hasta que escuchó un disparo. Al llegar corriendo a su vehículo vio a su hijo gravemente herido.

Según informó 0223.com, el hombre llevó al nene hasta una unidad sanitaria en Vivoratá, donde el chico fue estabilizado para luego ser internado en el hospital Materno Infantil. Allí fue operado.