La madre de una alumna del colegio santiagueño Benjamín Zorrilla descubrió los errores ortográficos de una maestra en una prueba que le tomaron a su hija. "Qué formación podemos esperar para nuestros hijos", cuestionó.
"Vailaremos", "detetive" "siguio". Con estas palabras mal escritas se encontró la mamá de una alumna cuando revisó la prueba de su hija. El examen fue tomado en la escuela Benjamín Zorrilla de la Ciudad de Santiago del Estero y la mujer se enfureció con las autoridades del establecimiento cuando se dio cuenta que la prueba estaba avalada por ellos.

"Se imagina usted, si una profesora de Lengua escribe de esta manera, qué formación podemos esperar que le den a nuestros hijos", indicó la mamá al diario El Liberal.

ortografia.jpg
Esta es la prueba que les dio la docente a sus alumnos<br>
Esta es la prueba que les dio la docente a sus alumnos
"Si bien los tres errores fueron groseros, el 'vailaremos' me pareció muy grave, pero el tema no termina ahí, porque además, la prueba estaba firmada y llevaba el sello del vicedirector de la escuela. O sea que él también escribe así o ni siquiera se puso a leer la prueba", comentó indignada la mujer.

"Mi nena ya tiene aprobado el grado, pasa a cuarto, pero igual preferí no hablarlo al tema en la escuela porque seguramente se la va a agarrar con mi hija, ella o las maestras que tenga al año, porque en esa escuela las cosas son así", sostuvo.

Embed
En tanto, la directora de la institución salió a aclarar el tema ."No se justifica el error que se ha cometido por no revisar una prueba. Las indicaciones que acostumbramos por cultura institucional es pedir los borradores, hacer un análisis y debatirlo con los docentes.

En esta oportunidad, el vicedirector había dejado la indicación de que se pasara y se lo escriba a través de una computadora. No obstante ello, hoy tuvimos una charla con los docentes, y según la docente, que asumió su responsabilidad, fue un error involuntario, haciéndose cargo de su error", indicó Marcia Jiménez de Páez.