Diego Maradona estuvo en el vestuario del conjunto italiano, minutos antes del trascendental choque por la ida de los octavos de final de la Champions League. Durante el partido, se sentó en el palco de honor junto a su novia Rocío Oliva y su nieto Benjamín Agüero.
Diego Maradona viajó a la capital española para presenciar el duelo de octavos de final de la Liga de Campeones entre su querido Nápoli y el poderoso Real Madrid, defensor del título. Y, fiel a su estilo, se reunió con los jugadores del elenco italiano antes del partido para arengarlos.

maradona bernabeu.jpg
Antes del encuentro en el Santiago Bernabéu, el Diez fue invitado por los directivos del Merengue a un almuerzo en pleno estadio. Una vez que rodó la pelota, Maradona estuvo en el palco de honor junto a su novia, Rocío Oliva, y a su nieto -Benjamín Agüero-, quien también estuvo en el vestuario viendo como su abuelo motivaba y movilizaba a un equipo con sus palabras.

maradona bernabeu2.jpg