Darío Badaracco fue detenido en el barrio porteño de Flores, luego de que una vecina lo reconociera y diera aviso a efectivos de Gendarmería Nacional. Llevaba ropa de mujer e investigan si las prendas pertenecían a Araceli.
Lejos de la casa de José León Suárez donde estaba enterrado el cuerpo de Araceli Fulles, efectivos de Gendarmería detuvieron el viernes por la noche al principal sospechoso por el crimen de la joven de 22 años. Se encontraba en el barrio porteño de Flores, frente a un establecimiento educativo en las calles Cobo y Curapaligüe a pocas cuadras de la villa 1-11-14.
Embed
Una vecina de la zona lo reconoció tras las fotos que comenzaron a circular por los medios de comunicación y las redes sociales y dio aviso a los gendarmes que estaban en el lugar.
Cuando lo detuvieron, el hombre de 29 años no se resistió y reconoció ser la persona a la que estaban buscando, a pesar de no tener identificación.
Uno de los efectivos que participó del operativo, aseguró que el principal sospechoso llevaba consigo prendas de mujer. Tenía una remera musculosa negra, con motivos de estrellas, y zapatillas color rosa, que podrían pertenecer a Araceli, de acuerdo a la descripción de las prendas que vestía cuando desapareció.
Embed
Desde el Ministerio de Seguridad de Nación informaron que se había dispuesto seis operativos en la zona para detenerlo. En las próximas horas será trasladado a la Fiscalía de San Martín donde será indagado por la fiscal Graciela López Pereyra.