El gobierno de María Eugenia Vidal resolvió otorgarle a los docentes otro anticipo remunerativo que va de los $1.000 a los $2.500. Son a cuenta de futuros aumentos y para equiparar a los maestros con el resto de los empleados públicos, que ya alcanzaron un acuerdo salarial.
El gobierno de la provincia de Buenos Aires otorgará un nuevo anticipo remunerativo a los docentes que va de 1.000 a 2.500 pesos, a cuenta de los futuros incrementos, y que se comenzarán a cobrar desde la semana que viene.
La medida la resolvieron la Dirección General de Cultura y Educación y el Ministerio de Economía bonaerenses, con la que establecieron un pago remunerativo por persona, "pagadero como un anticipo en el mes de mayo de 2017 como parte de la remuneración correspondiente al mes de abril y a cuenta del aumento que se acuerde".
Embed
Con el adelanto, la Provincia busca equiparar a los docentes con el resto de los empleados públicos que sí alcanzaron un acuerdo salarial para 2017 y se conoce luego de que el gremio mayoritario del sector, Suteba, emplazara al Ejecutivo bonaerense a reintegrar los días descontados por los paros.

Este anticipo a cuenta es el segundo otorgado por la gobernadora María Eugenia Vidal a los docentes provinciales, ya que el primero fue establecido también por una resolución conjunta de Educación y Economía el pasado 15 de marzo.
Embed
En tanto los cinco gremios que integran el Frente de Unidad Docente analizarán durante el transcurso del días los pasos a seguir en la negociación salarial con la administración bonaerense.