Se trata de la Escuela N° 64 de San Francisco Solano en Quilmes que ya fue asaltada siete veces. "Se llevaron hasta las tizas e intentaron secuestrar a una maestra", dijo Miguel Orellana, director de la Institución
La Escuela Primaria N°64 de San Francisco Solano en Quilmes, se suma a la triste lista reciente de instituciones educativas que tomaron esta drástica decisión por culpa de la inseguridad. La comunidad educativa reclama mayor presencia policial para garantizar la seguridad.
Es que el jueves pasado vivieron el séptimo episodio en lo que va del año y, a falta de respuestas, aseguran que no les queda otra opción. Se trata de una institución donde asisten 320 alumnos en los dos turnos.
Embed
"Familia: se les comunica que en el día de la fecha no hay clases por el intento de secuestro de una compañera y por el séptimo robo que sufrió la escuela en lo que va del año", reza el cartel publicado en la puerta de la escuela. Las autoridades se pusieron firmes: "si no se garantiza la seguridad, no podemos volver a abrir".
Al respecto, Miguel Orellana, director de la institución, expresó que "el colegio fue asaltado siete veces, se llevaron hasta las tizas y además intentaron secuestrar a una maestra".
"El último robo fue cometido en la madrugada de ayer donde los ladrones además de patear y abollar las puertas de chapa y romper los vidrios, se llevaron impresoras, grabadores y computadoras con las que trabajan los chicos y los maestros", concluyó.
Embed
En Lomas de Zamora, otras siete instituciones tomaron la decisión de cerrar los establecimientos debido a los reiterados robos y delitos que sufren los docentes y alumnos.