Este martes, con cuatro partidos, se cierra el extenso certamen que comenzó en agosto del año pasado y, más allá del campeón, los descendidos, los clasificados a las Copas y los goleadores, uno de los conjuntos se lleva uno de los "premios" menos deseados.
Se trata de Atlético de Rafaela, que además de perder la categoría por sus flojas campañas anteriores terminó siendo el equipo con más faltas cometidas a lo largo de las 30 jornadas.

El conjunto dirigido por Juan Manuel Llop finalizó en el puesto 17º con 37 unidades, aunque en el rubro de faltas ninguno le ganó. Con 461 infracciones es el equipo más violento del certamen, superando apenas por 7 a Belgrano de Córdoba, que terminó con 454.

El podio de este escalafón lo completa Tigre, con 431, mientras que Vélez finalizó con 425, misma cantidad que Rosario Central.

Embed
El promedio tanto de Rafaela como de Belgrano y Tigre ronda las 15 faltas por encuentro, número bastante alto teniendo en cuenta que Lanús, el que menos pegó, no llega a las 10 por partido (aunque aún debe jugar su compromiso de la última fecha)

Embed
Sin embargo, a la hora de juzgar la dureza de estas faltas, la estadística cambia, ya que en cuanto a tarjetas, el que más recibió fue Central, al que le mostraron 99 amarillas y 14 rojas. En este rubro, el que menos tarjetas recibió fue Talleres de Córdoba, con apenas 59 (53 amarillas y 6 rojas).

Embed