El 10 fue a ver la final de la Copa Confederaciones entre Alemania y Chile como representante de FIFA y aprovechó su visita para probarse en un deporte ignoto por estos lares. Su zurda está intacta.

Maradona1.jpg
El astro argentino llegó este viernes a Moscú y fue recibido con honores. Antes de viajar a San Petersburgo para ver la final, fue invitado a un estadio de hockey sobre hielo, uno de los deportes más populares de aquel país. Agarró el palo y también le hicieron patear el disco con su prodigiosa zurda.