Despidió lava y cenizas que afectan a pueblos cercanos y que llegan hasta a 12 kilómetros del lugar.
El volcán de Fuego en Guatemala arrojó este jueves lava y ceniza, lo que obligó a la evacuación de unas 30.000 personas de comunidades cercanas.

El volcán, localizado unos 40 kilómetros al suroeste de la capital, despidió ceniza en aldeas y pueblos cercanos como Sangre de Cristo, Palo Verde y la población de San Pedro Yepocapa en el departamento de Chimaltenango, dijo el ente científico del Sistema CONRED.

      Embed

"El coloso mantiene erupción de tipo estromboliana, con explosiones moderadas y fuertes que alcanzan 1.000 metros de altura sobre el cráter, formando gruesas columnas de ceniza que se dispersan al Oeste Noroeste a una distancia aproximada de 12 kilómetros", dijo la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (CONRED).

Los cuatro volcanes activos de Guatemala son conocidos por haber generado problemas en la capital. En el 2010, la erupción del volcán Pacaya, casi 40 kilómetros al sur de la ciudad, cubrió el área de una gruesa capa de ceniza negra y roca, obligando a evacuar a cientos de familias y a cerrar el aeropuerto.