Es un nuevo tratamiento que es furor en China, donde aseguran que se trata de una de las mejores maneras de eliminar la flacidez.
Cada vez son más los salones de belleza en China que se unen a la tendencia y dan sus tratamientos en los que les prenden fuego la cara a los clientes. En teoría es la mejor forma de eliminar la flacidez. Además, también serviría para combatir la obesidad e incluso un resfrío.

      Embed

¿Cómo funciona? Los expertos le ponen crema en la cara del cliente y sobre ella le apoyan una toalla empapada en alcohol. Después la prenden fuego, que se expandirá por los sectores donde fue aplicada la crema.

Según informan en The Huffington Post los salones de belleza chinos aseguran que se trata de un procedimiento seguro cuando se tiene los recaudos necesarios.