Así lo confirmaron funcionarios bonaerenses. Se reunirán mañana a las 12 en el Ministerio de Educación. Lo celebró el titular de Suteba, Roberto Baradel: "Es una muy buena noticia", dijo.
Funcionarios de los ministerios de Trabajo y Educación de la provincia de Buenos Aires confirmaron este martes que se resolvió llamar de urgencia a los docentes bonaerenses para buscar una salida al conflicto. La convocatoria fue a través de un contacto telefónico y el encuentro está previsto para el miércoles a las 12 en la cartera educativa. 

Los principales referentes del Frente Gremial Docente confirmaron que acudirán al llamado y confían en que sea una "buena noticia". Sin embargo, en diálogo con minutouno.com, la titular de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), Mirta Petrocini, aseguró desconocer los contenidos de la reunión, aunque destacó que será con "agenda amplia". Por su parte, desde la Provincia descartaron que vayan a mejorar la oferta salarial "porque no hay más dinero". 

Este martes había subido el tono del conflicto docente luego de que, en sendas conferencias de prensa, Petrocini y el titular del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba), Roberto Baradel, habían cuestionado las declaraciones de los funcionarios provinciales. "Nos responden con agravios en lugar de negociar", expresó Petrocini, y Baradel llamó "desequilibrado" al jefe de gabinete bonaerense, Alberto Pérez. 

Petrocini explicó a este medio que no puede anticipar si destrabarán el conflicto mañana, pero descartó que las cosas puedan resolverse sin mejoras salariales. Recordó que, "de no ser por la lucha docente, el Gobierno habría decretado un 7% de aumento" y remarcó la voluntad de negociar de los gremios. Baradel pidió que "se acorten los tramos y se mejoren los porcentajes" del aumento.

Además, el referente de Suteba cuestionó en C5N las declaraciones radiales de Daniel Scioli -que este martes había hablado de un "paro salvaje" decretado por los docentes- y dijo que el gobernador "está perdiendo el estilo". A su vez, volvió a explicar que los docentes no pueden "conformarse con 300 pesos de aumento, cuando un funcionario gasta eso en un almuerzo".