El molusco tiene más de 48 metros de largo y se trata de la segunda criatura de grandes dimensiones que se encontró en los últimos meses. Los investigadores analizan la posibilidad de gigantismo nuclear.
Un calamar gigante de más de 48 metros de largo fue hallado en una playa de Santa Mónica, en California (EE.UU.), lo que encendió las alarmas sobre la posibilidad de gigantismo nuclear en las criaturas marinas.

Es la segunda criatura gigante que aparece en las costas de California en los últimos meses, ya que en octubre de 2013 se produjo el hallazgo de un pez remo de 4 metros en la playa de Oceanside.

Aunque aparentemente las dos criaturas son totalmente diferentes, científicos consideran que ambos podrían provenir de las de las aguas de Dai ichi, cerca de la planta de energía nuclear de Fukushima en Futaba (Japón), según el portal lightlybraisedturnip.com.

Una hipótesis manejada por los expertos sugiere que tras el desastre de 2011 en la planta de Fukushima, un número desconocido de criaturas del mar sufrió mutaciones genéticas que desencadenan el crecimiento incontrolado,  o "gigantismo radiactivo", que ahora se encuentran a la deriva y llegan a otros continentes.

La directora de Parques de Santa Monica, Cynthia Beard, dijo que la criatura será estudiada en el Instituto de Investigación Scripps.