Sigue el éxodo de la NBA y el próximo podría ser LeBron James

Deportes

Earl Boykins, ex base de los Charlotte Bobcats, se sumó a la lista de jugadores de la NBA que en los últimos días ficharon por clubes europeos, tendencia en alza que podría incluir al superastro LeBron James, si le tientan con la friolera de 50 millones de dólares por temporada.

Citando al agente de Boykins, Mark Termini, la cadena ESPN.com dijo que el jugador firmó con el club italiano Virtus Bologna contrato de un año y 3,5 millones de dólares para la temporada 2008-09.
  
Boykins se convirtió en el jugador mejor pagado de la Liga italiana y el noveno jugador de la NBA que ficha con un equipo extranjero.
  
Veterano de 10 años en la Liga, y el jugador más pequeño de la NBA con apenas 1,65 m, Boykins promedia 9,4 puntos y 3,4 asistencias con nueve equipos diferentes.

Las altas cifras que pueden pagar los clubes europeos, no limitados por un techo salarial como ocurre en la NBA, y la calidad creciente de éstos gracias a la globalización del básquetbol, están tentando a los jugadores de la NBA a buscar nuevos horizontes.
  
Hasta LeBron James podría dejarse arrastrar por estas tendencias y, según reveló a ESPN una fuente cercana al jugador, la superestrella de los Cavaliers consideraría seriamente jugar en el extranjero si le ofrecen un salario de "alrededor de 50 millones de dólares por año".

El contrato de James con los Cavaliers vence al cierre de la temporada 2009-10, y todo indica que el equipo de la NBA que le persiga debe disponer de algo más de 20 millones de dólares por año.

Un allegado de James dijo a ESPN que el jugador había sido contactado por el equipo ruso CSKA Moscú y el club griego Olympiakos, pero que no se llegó a hablar de términos financieros o contratos.
  
El Olympiakos fichó el 23 de julio último al ala-base Josh Childress por tres años y 20 millones de dólares, con lo que se convirtió en el primer jugador de nombre en pasarse este año a la Liga europea.

Childress había rescindido su contrato con los Atlanta Hawks, de acuerdo a una cláusula que le permitía cancelar al término de cada temporada.

Otro que también dejó la NBA para buscar fortuna en el Viejo Continente es el puertorriqueño Carlos Arroyo, ex armador de Orlando Magic, quien pactó con el Maccabi Tel-Aviv de Israel por un monto no determinado.

También abandonaron la liga estadounidense para mudarse a clubes europeos tres jugadores de los Toronto Raptors: el argentino Carlos Delfino (Khimki BC, Rusia/contrato no revelado), el español Jorge Garbajosa (Khimki/18 millones 2 años) y el eslovenio Primoz Brezec (Lottomatica Roma, Italia/contrato no revelado).
  
El español Juan Carlos Navarro salió de los Memphis Grizzlies para regresar al FC Barcelona por 12 millones de euros por cinco años, y también dejaron a los New Jersey Nets el serbio Nenad Krstic (Triumph Lyubertsy/Rusia/18 millones por dos años) y el esloveno Bostjan Nachbar (Dynamo Moscú/18 millones tres años).

Dejá tu comentario