Qué es un swap, cómo influye en las reservas y para qué se puede usar

Economía

Argentina y China acordaron ampliar en u$s5 mil millones el swap que darán mayor "poder de fuego" al Banco Central para intervenir en el mercado de cambios.

El presidente Alberto Fernández informó este martes que mantuvo "una muy buena reunión" con su par de la República Popular China, Xi Jinping, y afirmó que el mandatario chino autorizó a que la Argentina disponga de 5.000 millones de dólares como parte de mecanismo del Swap.

En conferencia de prensa en Bali, Indonesia, donde participa de la Cumbre del G-20, Fernández señaló que "tuvimos una buena reunión y no es la primera buena reunión que tuvimos. Hablamos de la temas que nos ocupan como defensores del multilaralismo. En tema de swap, nos informó que autorizó que la Argentina disponga de 25.000 millones de yuanes, lo que equivale a 5.000 millones de dólares. Es una gran noticia, agradecimos profundamente. El presidente Xi me explicó que era una excepción absoluta que hace China para con la Argentina y así lo tomamos y lo agradecemos", destacó el mandatario.

Alberto Jinping g20

Por su parte el ministro de Economía de la Nación, Sergio Massa explicó que "lo que representa el swap, o la ampliación del uso del swap para la Argentina, es contar con 5.000 millones de dólares más las reservas a la hora de disponer la acción del Banco Central para el fortalecimiento de nuestra moneda, de manera tal que esto no solamente engrosa, sino que aumenta la capacidad de acción en el mercado único libre de cambios" de la autoridad monetaria.

¿Qué es un swap de monedas?

Un swap de monedas (o “intercambio”, en español) es un mecanismo por el cual los bancos centrales de dos países se comprometen a cambiar dinero en ciertas fechas en sus respectivas monedas y por un determinado plazo. En este caso, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) y el Banco Popular de China (BPC) canjean pesos por yuanes.

La operación no se realiza de forma inmediata sino que se hace en “cuotas” y una vez finalizado, de haberse activado -algo que debe hacerse con el permiso de China-, el BCRA deberá devolver al Banco Central de China la cantidad de yuanes utilizados más una tasa de interés.

Miguel Ángel Pesce.jpg
Miguel Ángel Pesce, presidente del Banco Central de la República Argentina (BCRA)

Miguel Ángel Pesce, presidente del Banco Central de la República Argentina (BCRA)

¿Para qué sirve un swap?

El swap contribuye a aumentar el volumen de reservas sin costos, ya que técnicamente no es un préstamo si no un canje. Mientras ese dinero no se toca, robustece las cuentas nacionales sin un gasto adicional para el Estado.

El monto del swap se cuenta dentro de las reservas brutas y no dentro de las reservas netas del Banco Central, que son las que están disponibles para usar en cualquier momento, por ejemplo para intervenir en el mercado cambiario o para pagar deuda.

Los yuanes del swap también se pueden utilizar para pagar las importaciones chinas sin recurrir a los dólares. Este uso no implica una tasa extra ni una penalidad.

Container importaciones exportaciones.jpg

Esto es clave en momentos en que se necesita cuidar las reservas sin afectar las importaciones para la producción. China es el segundo socio comercial de la Argentina, solo por detrás de Brasil. Representa el 8,1% del total de exportaciones (Brasil explica el 15,1%), pero es el principal país del que se importa, con el 21,4% del total (Brasil es el origen del 19,7% de las importaciones).

¿Alcanza al sector privado?

Sí. Según datos del Banco Central, como reflejo del swap vigente el Banco Popular de China habilitó al ICBC a actuar como clearing house (es decir, para intermediar las transacciones), pero todavía no se registró ninguna operación. Además, el BCRA permitió al ICBC y al Bank of China a abrir cuentas comerciales en yuanes.

“Uno de los propósitos de la negociación es remover todos los obstáculos burocráticos que hoy dificultan al sector privado a facturar y cobrar en sus monedas de origen”, señalaron fuentes oficiales.

banco central telam.jpg

Antecedentes del swap con China

El primer acuerdo entre el Banco Central de la República Argentina (BCRA) y el Banco Central de China fue negociado en 2009 por el entonces presidente del BCRA Martín Redrado, durante la presidencia de Cristina Kirchner.

En 2014 Juan Carlos Fábrega fue el encargado de firmar un segundo acuerdo, que fue renovado por Federico Sturzenegger en 2017, ya durante el gobierno de Mauricio Macri, y complementado a fines de 2018 con un acuerdo.

En 2020, durante la actual gestión de Fernández, se hizo oficial un nuevo convenio.

El swap con China comenzó sólo como un respaldo financiero ante posibles crisis, pero en 2014 se activó por primera vez.

Actualmente la Argentina tiene vigente un swap con China equivalente a 20.600 millones de dólares.

Desde que la Argentina tiene vigente un swap con China solo una vez se canjearon yuanes por dólares. Fue a fines de 2015, cuando el recién comenzado gobierno de Cambiemos decidió salir del cepo cambiario y necesitó volumen para aumentar su “poder de fuego” e intervenir en el mercado cambiario.

Embed

Dejá tu comentario